readmore-worryless:

"Too many books?" I believe the phrase you’re looking for is "not enough bookshelves".

hijadelviento:

Después de varios años
de paseos al borde,
de canciones sembradas,
de sumas y de restas, sobre todo restas.
Vamos a construir una escalera
para ver desde arriba las costumbres antiguas
o para despedirnos de nosotros.

Julieta Pellicer

hijadelviento:

Tú, que no tienes nombre,
enséñame a volar sobre los mapas.
Podemos compartir
mi soledad de mar,
en una tarde íntima
como la tarde en que nos encontramos
entre la multitud de los pasillos.
Tú, que no tienes nombre,
como no tienen nombre las cosas
más sencillas: la espera
de un semáforo en ámbar,
la curva que una ola dibuja en la orilla,
el paisaje enmarcado en el cristal
de un tren.
Tú, que no tienes nombre
como no tienen nombre las cosas
que no existen
todavía.

Julieta Pellicer.

theseluckystars:

mysharona1987:

Some of the funniest book dedications ever.

New threat to anyone who’s being mean: “I’ll call you an assh*le on the dedication page of my next book.”

hopetobetheone:

Tal vez no tenga nada que ver, pero esta imagen me recordó a Narciso. 
Narciso era un joven hermoso del cual todas las muchachas se enamoraban, pero él rechazaba con vehemencia. Entre las enamoradas estaba Eco, la ninfa, quien había disgustado a Hera quien la condenó a que dijera sólo las últimas palabras de lo que le dijeran.Por este motivo Eco nunca podía confesarle su amor a Narciso, hasta que un día, cuando él estaba caminaba el bosque, acabó apartándose de sus compañeros. Cuando él preguntó «¿Hay alguien aquí?», Eco respondió: «Aquí, aquí». Narciso no pudo verla porque estaba oculta entre los árboles, por eso le gritó: «¡Ven!». Eco respondió: «Ven», y salió de entre los árboles con los brazos abiertos. Pero él, como usualmente hacía, se negó a aceptar su amor, por lo que la ninfa, desolada, se ocultó en una cueva y allí se consumió hasta que sólo quedó su voz.
Para castigar a Narciso por ser tan engreído, Némesis, la diosa de la venganza, hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en el agua. MIentras se miraba, no pudo apartarse de su propia imagen y acabó arrojándose a las aguas, en donde murió ahogado. En el sitio donde su cuerpo cayó, creció una hermosa flor, que hizo honor al nombre y la memoria de Narciso.
Si quieren saber más: (X)

hopetobetheone:

Tal vez no tenga nada que ver, pero esta imagen me recordó a Narciso. 


Narciso era un joven hermoso del cual todas las muchachas se enamoraban, pero él rechazaba con vehemencia. Entre las enamoradas estaba Eco, la ninfa, quien había disgustado a Hera quien la condenó a que dijera sólo las últimas palabras de lo que le dijeran.
Por este motivo Eco nunca podía confesarle su amor a Narciso, hasta que un día, cuando él estaba caminaba el bosque, acabó apartándose de sus compañeros. Cuando él preguntó «¿Hay alguien aquí?», Eco respondió: «Aquí, aquí». Narciso no pudo verla porque estaba oculta entre los árboles, por eso le gritó: «¡Ven!». Eco respondió: «Ven», y salió de entre los árboles con los brazos abiertos. Pero él, como usualmente hacía, se negó a aceptar su amor, por lo que la ninfa, desolada, se ocultó en una cueva y allí se consumió hasta que sólo quedó su voz.

Para castigar a Narciso por ser tan engreído, Némesis, la diosa de la venganza, hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en el agua. MIentras se miraba, no pudo apartarse de su propia imagen y acabó arrojándose a las aguas, en donde murió ahogado. En el sitio donde su cuerpo cayó, creció una hermosa flor, que hizo honor al nombre y la memoria de Narciso.

Si quieren saber más: (X)

(Source: reggaemaconha-hippie)

(Source: 1337tattoos)

loisele:

harvard discovers three of its library book are bound with human flesh (x)

signedfury:

realest plot-twist ever.

(Source: fyeahmovieclub)

staycalmhavehope:

ihascookies:

MR. LANCER SWORE IN BOOK TITLES OH MY GOD I DIDNT KNOW

I think this should be a common practice

(Source: dannyphantomstuff)

With freedom, books, flowers, and the moon, who could not be happy?

 Oscar Wilde (via thesugarelephantcafe)
hachedesilencio:

Carlos Salem

hachedesilencio:

Carlos Salem

My heart is a thousand years old. I am not like other people.

Charles Bukowski  (via orobroy)

(Source: larmoyante)

BEARING THE LIGHT

Rain-diamonds, this winter morning, embellish the tangle of unpruned pear-tree twigs; each solitaire, placed, it appearrs, with considered judgement, bears the light beneath the rifted clouds — the indivisible shared out in endless abundance. 

Denise Levertov